jueves, 17 de marzo de 2011

La energía nuclear NO me "estresa"

   No es una sorpresa la corriente que se ha generado a raíz de los acontecimientos que se suceden en Japón en la Central Nuclear de Fukushima. Estaba claro que los antinucleares, muchos de ellos periodistas, políticos, escritores...aletargados durante años ante la ausencia de carnaza a la que hincarle el diente, aprovecharían cualquier mínimo incidente nuclear para arrojarse como lobos a la yugular de una forma de fuente de energía que se ha demostrado limpia y segura, pero incompatible con la ignorancia de algunos.

   No nos coge de sorpresa tampoco que a nuestro presidente le haya faltado tiempo para llamar a las cámaras con el único fin de que le saquen en primera plana reunido con la Presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear "para analizar la seguridad nuclear tras el terremoto y posterior tsunami en Japón"; someterán a las centrales españolas a pruebas de estrés para analizar su seguridad.

   Como hacer el ridículo pidiendo pruebas de si Garoña resistiría o no un Tsunami, y como hay que hacer algo, "lo que sea" (como le gusta decir a él), se le ha ocurrido a nuestro querido presidente que se demuestre si la central resistiría un tornado. Hacer un ensayo empírico de si resistiría o no un Tsunami le pareció demasiado, incluso para él. Lo que está claro que resiste, y estoicamente, es la ineptitud de un presidente obsesionado con rascar cuatro votos aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid.

    Si mañana un terremoto de 9 grados provoca la rotura de la presa de Salime anegando los terrenos y poblaciones cercanos, ¿tendremos algún "ecolojeta" clamando contra la inseguridad de las Centrales Hidroeléctricas y exigiendo su inmediato cierre? Si pasado mañana otro terremoto de la misma escala tira cuatro "molinillos" del Perdón con tan mala suerte de que uno de ellos le atiza en la cabeza a un campechano pamplonés que se da su paseo dominguero, ¿tendremos al mismo "ecolojeta" de antes pidiendo la inmediata paralización y posterior demolición de todos los molinos mundiales? Y si otro terremoto, igualito que los anteriores, le mete un meneo a las placas solares del chalet de mi padre y se me caen en la cabeza dejándome lelo de por vida ¿le quedará tiempo a nuestro amigo el "ecolojeta" para vengarme y reclamar la total destrucción de las placas solares?

   No nos preocupemos. Nuestro presidente encargará entonces una prueba de estrés para ver si resisten un tornado, y todos contentos.

  Yo estoy más tranquilo que hace 1 semana: una central nuclear resiste un terremoto de 9 grados. ¿Hay una mejor prueba de estrés?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal